SUMASA posee una organización funcional departamental, con una alta especialización de sus órganos, lo cual permite que cada cargo se concentre en su trabajo y función. Así se consigue la mejor supervisión técnica posible, además del desarrollo de la comunicación directa sin intermediarios, más rápida y con menos interferencias.

    Con reuniones frecuentes se consigue la compenetración entre departamentos, luchando contra la competencia entre ellos y aunando esfuerzos para el éxito del conjunto. Así mismo, los supervisores de departamento están al tanto de todo lo que sucede en la empresa, teniendo así una visión de conjunto de la organización.